Alcoba de los hijos

alcobahijos

Esta habitación es la más amplia e iluminada de la zona abuhardillada. Se adjudica a los hijos varones o, en ausencia de éstos, a Marcela, antes de que ésta ingresara en las Trinitarias.

Los dos hijos que vivieron en la casa fueron el amado Carlitos y Lope Félix, el hijo de Micaela de Luján, al que el autor llevó a vivir a su casa.

Hoy en la habitación se pueden ver una cama y una cuna (con un cinturón de dijes ‘protector de niños’), junto a las que se encuentra una silla popular, una mesita de noche y un arca, tres sillas, un taburete y un escritorio.